Cosas que seguro que NO sabes de “La cena de los idiotas”

La comedia “La cena de los idiotas” se ha convertido en ya todo un clásico de nuestro teatro contemporáneo. Se trata de una de las obras que más están triunfando en las carteleras de todo el país y en el Teatro Reina Victoria esta temporada es la quinta vez que se programa. ¿El motivo de su éxito? Su crítica mordaz hacia la sociedad actual en la que ni siquiera sabemos detectar quién es un verdadero idiota.

Hoy en El Apuntador queremos descubrirte algunas curiosidades de “La cena de los idiotas” que seguro que no sabías.

cena de los idiota

La cena de los idiotas

El mensaje entre líneas

La comedia “La cena de los idiotas”, además de ser una obra repleta de risas y buen humor, tiene oculto un mensaje de crítica social que nos hace reflexionar sobre nosotros mismos. Estamos muy malacostumbrados a criticarlo todo lo que ocurre a nuestro alrededor y a reírnos de todo aquello que nos apetece pero ¿eso no es una muestra de soberbia?

Con sketches divertidísimos y situaciones verdaderamente cómicas, los actores de esta obra consiguen que lo pasemos en grande pero que, también, nos vayamos a casa con una idea rondando en nuestra mente: ¿cómo ser menos idiota?

cena de los idiota

Los actores de la comedia

Al principio, los actores que encarnaban a los protagonistas de esta comedia de Francis Veber eran Josema Yuste, Félix Álvarez y David Fernández, un trío que fue adaptando la obra a su propio gusto para terminar creando una adaptación libre y repleta de guiños a la actualidad.

Actualmente, son Agustín Jiménez y Ramón Langa los protagonistas de esta obra que han tomado el relevo a sus colegas para continuar haciéndola suya y adaptándola a la realidad actual y de nuestro país.

cena de los idiota

Cosas del directo

La magia del teatro es que el arte y la creación es momentánea, en el más riguroso directo: si un actor se equivoca de texto, debe improvisar sin que se le note demasiado, si un pedazo del atrezzo se cae, se debe involucrar en la trama como si fuera un aspecto más de la comedia.

Pues bien, a Josema Yuste le pasó algo parecido en una de las funciones en el Teatro Reina Victoria: ¡se olvidó el texto! ¿Y qué es lo que hizo? Fingir un desmayo para darse tiempo y poder recordar qué frase le tocaba. ¡Increíble!

cena de los idiotas

La intención del autor español

En la adaptación española, el autor encargado de versionarla dejó claro que para él, el mensaje que más importante le parecía remarcar era que el mundo necesita gente mejor, más buena, sencilla y humilde. No es necesario que el mundo esté plagado de personas tan brillantes y carismáticas sino que lo que necesitamos es un poco más de humanidad. Y eso es lo que, precisamente, se respira en esta comedia de Madrid.

Opinión de los espectadores

Deja un comentario