Eduardo Aldán nos anima a que vayamos a ver la 11ª temporada de Espinete no existe en Madrid. ¿Te animas?

Comprar entradas para Espinete no existe en Madrid

Once años en cartelera, ¡se dice pronto! Pero son exactamente once los años que Eduardo Aldán lleva en la capital presentando su monólogo cómico “Espinete no existe”, un viaje en el tiempo a los años 80 para recuperar lo mejor de aquella década y que marcó tanto a los adultos de hoy en día.

Once años que “Espinete no existe” es una de las propuestas más exitosas de la ciudad y, ahora, podrás volver a tener la oportunidad de pasarlo en grande con este show porque la temporada 11 ya se ha estrenado en el Teatro Infanta Isabel.

Aquí te dejamos un vídeo de Eduardo Aldán hablando de esa 11ª temporada para que, así, te animes a acercarte al teatro para adentrarte en un fascinante viaje en el tiempo.

Sinopsis de Espinete no existe

“Espinete no existe” es uno de los monólogos de mayor éxito de la capital. De hecho, ya lleva once años en cartelera y, arranca la nueva temporada, con grandes expectativas de continuar con este afanado triunfo. Pero ¿qué tiene esta obra que tanto gusta a la gente?

Básicamente se trata de una pieza humorística en la que Eduardo Aldán nos invita a un viaje por los años 80 para recuperar algunos elementos imprescindibles de aquella época: el propio Espinete pero, también, juguetes, chuches de la época y un amplio catálogo de objetos sacados del baúl de los recuerdos.

El Teatro Infanta Isabel es el espacio en el que se realiza este viaje por el tiempo y Eduardo se encargará de crear ese hilo conductor, una narración en la que los recuerdos y el pasado vuelven a ser los protagonistas de una noche divertida, a la par que nostálgica.

Para conseguir que este viaje sea, aún, más sensorial en esta obra se usan otros elementos como la música, los audiovisuales… para, así, recrear ese pasado no tan lejano en el que crecimos y aprendimos a ser lo que hoy en día somos.

 

Compra tus entradas para Espinete no existe en Madrid

Opinión de los espectadores

Deja un comentario