Cosas que se te pasarán en la cabeza después de ver “Juicio a una zorra”

Carmen Machi está de gira con el espectáculo en el que es su única protagonista: “Juicio a una zorra“, una obra que se estrenó en el Festival de teatro clásico de Mérida 2011 y que fue todo un éxito tanto entre el público como entre la crítica. Y es que Miguel del Arco consigue crear una pieza teatral donde la poesía, el humor, el drama y la reflexión conviven en el escenario con la voz y la presencia de una Machi descomunal.

Hoy en El Apuntador hemos querido hacer una recopilación de pensamientos que seguro que se te pasarán por la cabeza después de ver “Juicio a una zorra”, una de las obras más apasionantes de la cartelera actual.

Juicio a una zorra

 Pensamiento 1: ¡Enorme la Machi! 

Y es que seguro que después de terminar tu actuación te pones en pie, te marchas a casa y solo puedes recordar el papelón que se marca esta actriz española sobre el escenario. Acostumbrados a verla en comedias televisivas o en papeles más humorísticos, Carmen Machi consigue demostrar su gran talento teatral al protagonizar a Helena de Troya en esta obra que, realmente, es capaz de ponerte los pelos de punta en más de una ocasión.

juicio-a-una-zorra

Pensamiento 2: Tragedia clásica y humor ¡sí pueden ir de la mano! 

Sobre todo durante la primera parte de la obra podemos ver cómo Miguel del Arco ha configurado un guión en el que los elementos de la tragedia clásica griega más apasionantes pueden ir perfectamente unidos a momentos de ironía, humor e innovación magistral. La Helena de Troya que vemos en el escenario es una Helena envejecida que se pasa los días en el Limbo y está cansada de vivir sin vida, cansada de dramas y cansada de su historia. Desde ese tono se consigue dar una voz diferente y original a la bella Helena.

Pensamiento 3: ¡El escenario puede convertirse en poesía! 

Con tan solo una mesa y una gran cantidad de botellas de vino y copas, se consigue crear el mejor escenario posible para esta historia de desamor, de humillación y de maltrato. No hace falta nada más. El rojo del vino, el rojo del vestido de Machi y el blanco del escenario consiguen ese contraste visual que, en los momentos más trágicos, consiguen usarse de tal modo que te llenan los ojos de emoción y de belleza. Exquisito.

juicio a una zorra 4

Pensamiento 4: ¿Quién escribe la historia? 

Es el mensaje que más se remarca en Juicio a una zorra. Miguel del Arco nos invita a que reflexionemos sobre esas grandes figuras heroicas que tenemos en nuestras mentes, esas grandes personalidades que, según cuentan, tanto hicieron por nosotros, esos grandes héroes que forman parte de nuestro inconsciente colectivo. Nos invita a que pensemos en quién escribió esa historia que no has llegado, con qué finalidad lo hizo y qué quería conseguir. Solo así entenderemos que la historia es también literatura y que, como tal, no tenemos por qué creerla al pie de la letra.

Opinión de los espectadores

Deja un comentario