Qué vas a ver

Sinopsis

FacebookTwitterGoogle+

Cuando cumplió los 40, Albert Boira vio un programa de El Club de la Comedia. Y él, chistoso de por sí, dijo: ese es mi sitio, yo quiero estar ahí. Argumenta que se le cruzaron los cables tras hacer una análisis en profundidad de lo que había sido su vida hasta ese momento.

Y Albert Boira decidió romper por lo sano, abandonar un gran puesto de director comercial de una compañía española de primer orden y lanzarse a la aventura. Había nacido, como a él le gusta decir, “un loco con micrófono”. Era un riesgo…, pero calculado, porque el humor le sale por los poros. Era cuestión de tiempo que triunfase. No mucho, además. Hoy es uno de los maestros para la gran generación de monologuistas que llega aporreando las puertas de los escenarios con sus ocurrencias bien argumentadas. Ahora, sobrepasados los 50 años, se lanza al ruedo de nuevo con su lenguaje directo, un punto bestia, mordaz, valiéndose de sus grandes dotes de improvisador, para reflexionar (y criticar) sobre todo lo que rodea nuestras vidas, la política, el sexo, la moral, el mundo…

 

Próximas funciones

Fuera de cartelera.

Qué han dicho los medios

Raro, Tú! de Albert Boira - Cultura en Cadena

“Y es que sorprende ver en los tiempos que corren alguien que hable sin tapujos de las drogas, el sexo, la política y varios temas tabúes. Uno ya da por imposible encontrar a alguien tan directo, a la vez que divertido, que no tenga miedo a decir lo que piensa y lo que le sale de los huevos. Y si hay que hablar de la muerte y reírse de ella, pues mejor”.
Sergio Sada
CULTURAENCADENA.COM

Curiosidades

-En el espectáculo Raro, Tú!, Albert Boira no es que diga muchos tacos. Pero sí mucha opinión, sin filtros, un monólogo políticamente casi incorrecto, una dosis de barbaridades dichas con sentido común… Lo que puede dar de sí, en definitiva, el trabajo de un humorista en la plenitud de su carrera, con un puntito canalla, que te quiere contar un montón de cosas, y otras tantas que se le vayan ocurriendo sobre la marcha.

-“No hay nada más verdadero que ver a un cómico utilizando algo imprevisto que suceda en ese momento para soltar una ocurrencia o un gag… Improvisar es talento en estado puro, la mente pariendo una gracia, ¿se puede pedir más?”. Más que palabras de Albert Boira son parte de su ‘nueva’ filosofía de vida, la actual, ligada a la comedia, con la que se encuentra más a gusto, le sirve para conocer gente, para viajar, una forma de vivir y de expresarse.

-En realidad, para dejar su monótono trabajo anterior le bastó echar la vista atrás y darse cuenta que toda su vida había girado en torno a un motivo: hacer reír a los demás (hacía el payaso con su madre en la cocina, montaba teatrillos de marionetas con su abuelo, aprovechaba los cumpleaños de sus amigos para sacar su vena humorística…). Dice que ‘el tesoro’ de su trabajo ahora es la perspectiva de visión que ofrece para afrontar la realidad de una manera mucho más llevadera.

 

Enlaces de interés